Mi práctica artística se basa en el estudio y revisión del paisaje de los trópicos, especialmente los del mar Caribe. Me interesa particularmente la luz y el color de los trópicos, la manera en que transforman todo en su camino.

Nací y crecí en Venezuela, un país donde la naturaleza es rica y exuberante. Criarme rodeada de este entorno tuvo un profundo impacto en mí, por lo que trabajar el tema de la naturaleza en el arte es una manera de observar, relacionarme e intentar comprender mi realidad. Un trabajo que emplea diversos lenguajes artísticos para comprender la riqueza de los trópicos.

En esta búsqueda desarrollo instalaciones, pinturas, esculturas y collages –tanto en papel como el lienzo-, hacienda uso de materiales como pinturas y marcadores de acrílico, tinta y pinturas en aerosol que empleo sobre papel, lienzo e incluso láminas de acrílico y de madera. Mi proceso creativo generalmente empieza con la observación que viene de vivir directamente en contacto con la naturaleza. Creo bocetos que se basan en los ritmos del mar y las plantas, sus vastas líneas y formas; flores, árboles, hojas, cascadas y el cielo son parte de mi fuente de inspiración.

Me inspiran los trabajos de artistas como Georgia O’Keefe y Beatriz Milhazes. Las selvas húmedas de Venezuela, el agua que une las islas del mar Caribe y los cielos de Miami, así como los jardines tropicales –esos intentos por domar la naturaleza- son objetos de estudio y Fuente constante de ideas.

Mis años de experiencia docente, trabajando con estética del arte latinoamericano han sido una fuente de conocimiento necesario para mi práctica artística.

Esta inmensa, fértil vegetación……. parece sin fin. A veces un jardín, a veces un infierno. Tropical

Ana Vanessa Urvina